The Great Stalacpipe Organ

En lo más profundo de las Cuevas de Luray, en Virginia, se encuentra escondido el que dicen es el instrumento de música natural más grande del mundo (14.000 m2), The Great Stalacpipe Organ, lo que vendría a traducirse como el Gran Órgano de tubo de estalactitas. Descubierta en 1978, esta enorme cueva permaneció inalterada hasta que, en 1956, el músico y científico Leland W. Sprinkle diseñara e implementara un gigante litófono con treinta y siete de las innumerables estalactitas que se habían formado en los techos de la cueva durante millones de años. Le llevó la friolera de tres años cablear las estalactitas seleccionadas a una serie de teclados con el propósito de tocar las notas adecuadas. El sonido de órgano puede escucharse a lo largo de los confines de los 260.000 m2 de cueva sin ningún tipo de altavoz o amplificador de sonido. A pesar de que el sonido no sea perfecto, aquí os dejo a modo de curiosidad tres magníficas composiciones interpretadas por el pianista Monte Maxwell en este curioso órgano. No faltan las gotas de agua de fondo.

‘Moonlight Sonata’ de Beethoven

‘Fur Elise’ de Beethoven

‘Greensleeves’ (autor desconocido)


El arco eléctrico y la bobina de Tesla de ArcAttack

Apuesto a que muy pocos de vosotros recuerdan nuestra entrada de hace ya casi un año hablando de unos freakys a los que se les ocurrió conectar una bobina de Tesla a una guitarra eléctrica provocando un arco eléctrico. Si es así, os recomiendo echarle un vistazo. Por aquel entonces desconocía que este grupo de técnicos e ingenieros aficionados a la música habían creado su propio grupo: ArcAttack. El verano pasado se presentaron ante la televisión estadounidense en la quinta temporada del programa America’s got talent (el equivalente a nuestro Factor-X). Tras triunfar en las audiciones y llegar a la fase final, fueron eliminados en las semifinales, donde interpretaron la ‘Tocata y fuga en re menor, BWV 565’ de Bach.

La guitarra AK-47

El 7 de Febrero de 2003, a las 20:15 hora local, hacía explosión un coche bomba en el interior del Club El Nogal de Bogotá, capital de Colombia. El balance del atentado terrorista: 36 muertos y más de 200 heridos. El atentado supuso un punto de inflexión para algunas personas como el guitarrista colombiano César López, al que se le ocurrió la simbólica idea de transformar las armas de fuego en instrumentos musicales. Después de tres años, finalmente César pudo conseguir un AK-47 y convertirla en un preciado instrumento en el taller de uno de los fabricantes de guitarras más prestigiosos del mundo, el maestro Alberto Paredes. La ‘escopetarra’, como él la llama, es el sueño de transformar la vida de los que empuñan estas armas en algo positivo, como los artistas hacen con la música.

Proyecto Ensemble

Dofl Y.H. Yun es un desarrollador e investigador tecnológico afincado en Nueva York. Su trabajo reciente está enfocado a explorar la interseccione entre espacio físico y diseño interactivo. En su tesis de máster oficial de postgrado, Dofl presentó su Proyecto Ensemble, que ha cosechado diversos premios en los últimos años. El ‘ensemble’ es un instrumento musical interactivo operado por una o varias personas dotado de unos sensores físicos. El invento consta de cuatro interfaces diferentes por lo que puede interpretar hasta cuatro instrumentos interactivos diferentes de forma divertida e intuitiva. ¿Complicado, verdad? Pues lo mejor será que veáis el vídeo. ¿Queréis ver como se monta?

El órgano del mar de Zadar

Conocido entre los croatas como Morske orgulje, este instrumento arquitectónico de 70 metros de largo fue proyectado en la ciudad de Zadar por el arquitecto Nikola Bašić y abierto al público en 2005. Bajo los escalones de mármol se esconden treinta y cinco tubos de polietileno y una cavidad que resuena al ritmo de las olas del Adriático. Existe otros dos instrumentos similares, el Blackpool High Tide Organ y el Wave Organ de San Francisco. A mi me recuerda bastante a los orificios de El Peine del Viento de Chillida, al final de la Playa de Ondarreta, en San Sebastián.

La casa sinfónica

La Symphonic House es una preciosa casa de madera situada sobre las dunas de la orilla norte del Lago Míchigan. Su construcción es el proyecto más ambicioso del arquitecto David Hanawalt y el artista musical Bill Close. Estas dos personas se plantearon la posibilidad de llevar el tamaño de un instrumento musical al extremo, de forma que puedas introducirte en él y sentir su música en tu cuerpo. De esa idea nació esta construcción, con una resonancia única en el mundo, debido en gran parte a sus techos de más de tres metros y medio de altura. Sus muros, hechos de cuerdas, sus vigas musicales, e incluso el hueco de la escalera, hecho también de cuerda, respiran música y sonido por los cuatro costados. Podéis ver un par de vídeos más en la página web, aquí y aquí (formato .mov).

Reactable

Quizás a muchos os suene el nombre de Reactable, el juguetito favorito de Björk. Esta interfaz musical táctil en forma de mesa, consiste en una especie de sintetizador con varios módulos u objetos que sirven para reproducir diferentes samples y variar diferentes parámetros como su frecuencia. Es sin duda algo similar a un viaje al pasado, de vuelta a los sintetizadores modulares de la década de los sesenta. El artilugio ha sido desarrollado en nuestro país, en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona. Las mentes privilegiadas detrás de semejante invento son Sergi Jordà, Marcos Alonso, Günter Geiger y Martin Kaltenbrunner. Como hemos comentado antes, la artista islandesa lo estuvo utilizando en la gira de presentación de su último trabajo, y algunos afortunados ya han podido verlo en directo en diferentes ediciones del Festival Sónar. El precio, lógicamente, es desórbitado, pero allá va una buena noticia: existe una versión móvil para Android, iPod, iPhone y iPad.

nanoguitarra

La nanoguitarra

La guitarra más pequeña del mundo fue creada en 1997 por varios investigadores de la Cornell University. Mide 10 micrones (cada micrón equivale a la millonésima parte de un metro) y para que os hagáis una idea tiene el mismo tamaño que una célula o un glóbulo rojo. La única pega es que esta guitarra no se podía tocar, por lo que era completamente inútil. En 2003 crearon una segunda versión que si se podía tocar, una réplica en miniatura de una Gibson Flying V. El único requisito es tener a mano un láser para poder hacer oscilar las seis cuerdas de 100 átomos de ancho. La luz del láser golpea en las diminutas cuerdas, y la vibración de estas crea diferentes patrones e interferencias con el reflejo de la luz, convirtiéndose a su vez en notas audibles. Siento no poder ofreceros una muestra de como suena.

El Überorgan de Tim Hawkinson

El Überorgan de Tim Hawkinson es una gigantesca escultura formada por enormes globos y tubos creada para el MASS MoCA (Massachusetts Museum of Contemporary Art) en 2001. Su intención era ocupar todo el volumen disponible en el museo con esta estructura, al mismo tiempo que la dotaba de un fuerte sonido singular. El resultado final, musicalmente hablando, es una extraña mezcla entre los sonidos de un violonchello y una gaita. Se trata, muy posiblemente, de la mayor escultura interior jamás creada. Su peculiaridad radica en que la instalación varia en cada nueva exposición.

Estás son solo unas cuantas de las muchas excentricidades de las que son capaces muchos músicos y artistas, si quieres conocer más instrumentos curiosos os recomendamos echarle un vistazo a The odd music gallery, de donde los autores originales de este artículo han sacado todos estos instrumentos.

Via | The Creators Project