No hay muchas canciones que me hayan hecho llorar. Alguna más que me haya animado a bailar en pelotas en casa-y algún que otro concierto, por desgracia-. Pero grupos que han colado canciones en las dos listas se cuentan con los dedos de una mano. Si además ese grupo, a pesar de haberme hecho llorar,...