El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado el texto definitivo de una normativa que prohíbe la nueva implantación, ampliación o modificación de salas de fiestas, discotecas y bares de copas.