Ayer, 24 de enero de 2013, la industria de la música podría haber cambaido radicalmente gracias a un rapero blanco sin sello discográfico que responde al nombre artístico de Macklemore.