Esta joven neozelandesa de 17 años ha conseguido entrar directamente al Top 10 de singles de Estados Unidos con este tema, que ha sido todo un bombazo en las plataformas digitales.