Olvídate de gastarte un pastón en billetes de avión, abonos y alcohol, olvídate de las interminables colas para ir al baño y las molestas zonas de acampada.