La maquinaria de censura que el Gobierno del Partido Popular viene ejerciendo a diestro y siniestro contra todo aquel contrario a su ideología sigue vigente.