Shakespeare y Cervantes tendrán a partir de septiembre unos inesperados compañeros en las aulas universitarias: Black Sabbath, Metallica, Motorhead y otras estrellas del heavy metal.