El canon digital con el que los últimos gobiernos de PP y PSOE llevan años gravando a todo tipo de soportes electrónicos como reproductores de mp3, discos duros, CD's o DVD's ya es historia.