Las quinielas venían apuntando a ‘The King’s Speech‘ como gran favorita para esta edición de los Oscars y los pronósticos no fallaron, no hubo sorpresas y el drama británico se lleva cuatro ‘oscars’: mejor película, mejor director (Tom Hooper), mejor actor principal (Colin Firth) y guion original. No sabemos si la estatuilla se la quedará...