A principios de los noventa un grupo surgido de las profundidades de Berlín se atrevió a desafiar las leyes del techno desde Alemania, la cuna de la música electrónica. Letras punk, activismo político y unas connotaciones ideológicas que atacaban por igual a grandes discográficas, televisión, gobiernos, iglesia, nazismo y todo cuanto encontraran en su camino,...