Las grandes cadenas de Radio en España siguen sordas, ciegas e inútiles ante la escandalosa caída de oyentes de todas sus cadena musicales con formula.