Spotify

Esta misma mañana nos hacíamos eco de las palabras de Thom Yorke, líder de Radiohead, y Nigel Godrich, productor de la formación y compañero de filas de este último en Atoms for Peace.

Spotify ha reaccionado al anuncio de ambos artistas de retirar de la plataforma los discos de sus respectivas formaciones. En declaraciones a la revista NME un representante de la compañía ha asegurado que uno de los objetivos a largo plazo es precisamente asegurarse de que los artistas reciben una remuneración adecuada por compartir su música a través de su aplicación.

La meta de Spotify es desarrollar un servicio que la gente quiera y por el que desee pagar, y que al mismo tiempo sea capaz de proporcionar el soporte económico necesario a la industria musical para invertir en nuevos artistas y talentos. Queremos ayudar a los artistas a conectar con sus seguidores, encontrar nuevo público y hacer crecer su número de fans hasta conseguir que puedan vivir de la música que todos tanto queremos.

Ahora mismo estamos todavía en la primera fase de un proyecto a largo plazo que ya está teniendo un enorme efecto positivo en los artistas y la música. Ya hemos pagado 500 millones de dólares a los propietarios de los derechos de autor y a finales de 2013 esa cifra habrá alcanzado los 1.000 millones de dólares. Una gran parte de ese dinero se invierte en nuevos talentos y producir nueva música.

Recordemos que tanto el disco en solitario de Thom Yorke como el disco de debut de Ultraísta, el proyecto de Nigel Godrich, han sido retirados de Spotify, así como tan bien el de Atoms for Peace, su proyecto conjunto.

Es probable que a los dos artistas no les falte razón al denunciar que los ingresos que perciben la gran mayoría de los artistas de Spotify son, a día de hoy, injustos e insignificantes. Sin embargo quizás ambos artistas se hayan precipitado al retirar sin previo aviso su catálogo de la aplicación. Las cifras están ahí y desde luego la plataforma está invirtiendo mucho dinero en los derechos de autor de todos esos millones de canciones, lo que lleva a pensar a donde va a parar ese dinero y si no son los mismos de siempre los que están sacando tajada de todo esto. De momento, al menos en muchos casos, Spotify ha conseguido algo que parecía impensable hace apenas unos años, hacer descender estrepitósamente el número de descargas de música a través de internet.

Via | NME