Bach

El violinista menorquín Antoni Tudurí se ha doctorado en Informática en la Universidad de las Islas Baleares con una tesis en la que desarrolla un método de análisis de partituras que le ha permitido demostrar que ocho preludios para órgano del catálogo de Johann Sebastian Bach fueron creados por otros músicos.

“Son obras atribuidas a Bach sobre las que los musicólogos ya tenían dudas de su autoría. El resultado de la aplicación del método que he desarrollado es concluyente”, ha indicado el investigador en declaraciones a Efe.

En concreto, Tudurí (Mahón, 1970) ha analizado uno a uno los ocho preludios catalogados como BWV 553-560 y ha concluido que solo tres de ellos, BWV 556, BWV 559 y BWV 560, fueron compuestos por Bach, mientras que los otros son obra de Johann Ludwig Krebs, alumno del genio alemán en Leipzig.

Además, aplicó el programa informático que ha desarrollado a otros tres preludios del catálogo bachiano de autoría dudosa, los BWV 692, BWV 693 y BWV 748, y comprobó que son creaciones de Johann Gottfried Walther, compositor coetáneo y primo de Bach.

Tudurí ha desarrollado un sistema que se basa en el estudio de numerosas obras para establecer los patrones distintivos de cada autor y poder compararlos con partituras concretas de atribución dudosa para buscar coincidencias.

Continuar leyendo en La Vanguardia