Cuando el sol empieza a esconderse bajo las aguas del lago de Constanza, los formidables espectáculos del Festival de Bregenz levantan su imaginario telón sobre el mayor escenario flotante del mundo. A partir de ese momento, los 7.000 espectadores reunidos en el auditorio se zambullirán en un apabullante festín visual y de sonido al aire libre en forma de ópera.

A lo largo de su larga historia, el festival a construido algunos de los más increíbles diseños nunca vistos sobre un escenario. Un gran esfuerzo artístico y logístico para crear un nuevo proyecto cada dos años, enmarcado en el espléndido paisaje que tienen a su alrededor. Ahora que empiezan a llegar las primeras imágenes de la nueva producción que se estrenará en julio, es la ocasión perfecta para repasar la trayectoria de la más famosa ópera en el lago.

Festival de Bregenz

Festival de Bregenz

Festival de Bregenz

Festival de Bregenz

Seguir leyendo en Atlas of Wonders