Humble-Music-Bundle

En 2002, los españoles invirtieron 530 millones de euros en la compra de música; en 2012 la cifra se había derrumbado hasta los 130-140 millones. La caída del consumo a causa de la crisis y la aparición de nuevos modelos gratuitos de acceso, tanto legales (streaming, Youtube) como ilegales, se han traducido en un agujero negro que no para de ensancharse. El 75% de la facturación se ha esfumado en una década.

El mercado retrocedió en España un 5% en 2012. Una cifra (moderada en comparación con el 20% que perdió en 2010) que responde al lento avance del negocio digital y a la rápida caída de la venta en soportes físicos (CD, DVD, vinilos). Los datos proceden del informe ‘La industria discográfica, en cifras’, presentado este lunes y elaborado anualmente por la Asociación Internacional de Productores Fonográficos (IFPI).

El sector digital creció en España un 9% frente al 22% de la media europea. El negocio está funcionando mejor en aquellos países que han tomado medidas contra la piratería como Reino Unido o Alemania, señala Antonio Guisasola, presidente de Promusicae: “Aquí no existe un marco legal que permita que los nuevos modelos crezcan con normalidad”, señala. Algo que lastra las potencialidades de un mercado “tan atractivo” como el español.

Seguir leyendo…