Canon digital

El canon digital ya es historia.

El canon digital con el que los últimos gobiernos de PP y PSOE llevan años gravando a todo tipo de soportes electrónicos como reproductores de mp3, discos duros, CD’s o DVD’s ya es historia. Después de años y años de quejas por parte de usuarios, empresas y asociaciones, la Unión Europea y los juzgados han dado la razón a todos aquellos que clamábamos contra este considerándolo ilegal. El Tribunal Supremo ha rechazado resolver el recurso contra la Sentencia de la Audiencia Nacional que anuló el canon digital, confirmando judicialmente que era un completo abuso.

Lo verdaderamente lamentable después de todo este tiempo, son las millonarias cantidades que se cobraron a costa de ese concepto, dinero que aún sigue en manos de numerosas entidades erigidas como defensoras de los derechos de autor y que se han lucrado durante todos estos años con el dinero de los consumidores.

El Gobierno del Partido Popular, sin embargo, ya lleva un tiempo buscando una alternativa para no dejar de embolsarse la gran cantidad de millones de euros que el canon ha generado durante los últimos años y maquinando un nuevo disparate surgido de la mente de dos individuos como Jose Ignacio Wert y José María Lassalle: el canon a cargo de los Presupuestos Generales del Estado.

Este nuevo atropello, reflejado en el polémico proyecto de Ley bautizado como Ley Lassalle, supone que toda persona física o jurídica de este país deba pagar una compensación a “los artistas”, te beneficies o no de la copia privada.

EFECTOS DE LA FIRMEZA DE LA SENTENCIA DE LA AUDIENCIA NACIONAL:

La Asociación de Internautas advirtió en su momento de los efectos de la Sentencia de la Audiencia Nacional, que hoy ya es firme:

1.- Queda patente que el canon se recaudó durante años sin respetar las excepciones previstas por la LPI. El Gobierno utilizó un sistema de aprobación de normas que era ilegal, para evitar tener que incluir los supuestos en que según la Ley, ni personas jurídicas, ni personas físicas, debían pagar canon digital.

2.- Que el canon debe ser reintegrado, en primer lugar, a todas las personas jurídicas que lo pagaron y, en segundo, a las personas físicas que pagaron más de la cuenta o en productos que no tienen canon. La Audiencia Nacional, anula radicalmente una normativa, y eso implica que recuperar lo cobrado indebidamente en concepto de “compensación equitativa”, es un derecho, aunque sea competencia de los Juzgados mercantiles y civiles.

3.- Que el canon DEBERÁ SER REGULADO RESPETANDO LO DISPUESTO POR LA JURISPRUDENCIA, TANTO EN EL FONDO, COMO EN LA FORMA. Los límites están muy claros, y coinciden con la opinión de la Asociación de Internautas y quienes apoyaron esta causa con sus iniciativas. Los Presupuestos Generales del Estado no respetan ninguno de los límites impuestos por la jurisprudencia a cobros desproporcionados, ni los límites impuestos por la propia Ley de Propiedad Intelectual para las personas jurídicas, que van a pagar con impuestos, o las personas físicas que, aunque no usen materiales protegidos, también van a pagarlo con impuestos.

4.- Que el canon exige explicaciones del Ministerio de Cultura, y precisa la admisión de responsabilidades por los abusos cometidos y permitidos durante años en esta materia. Una forma positiva de empezar a responder sería no aprobar otra chapuza en relación con este tema de la copia privada, y escuchar a la Sociedad Civil.

5.- El canon digital, vuelve a ser un ejemplo para los políticos, no todo vale, y los intereses privados no pueden nunca ponerse por encima de los intereses de los ciudadanos, y mucho menos, a cargo de sus impuestos.

Sentencia Tribunal Supremo Canon Digital (pdf 2.6 MB)

Via | Asociación de Internautas