Censura Partido Popular

Aunque eclipsada por los últimos escándalos de corrupción que han hecho estremecer los cimientos del partido, la maquinaria de censura que el Gobierno del Partido Popular viene ejerciendo a diestro y siniestro contra todo aquel contrario a su ideología sigue vigente. Organizadores y artistas del mundo de la música denuncian el veto ideológico que el Gobierno del Partido Popular viene ejerciendo este último año contra sus creaciones.

Esta semana nos hacíamos eco de la suspensión, por tercera vez, de un concierto de Soziedad Alkoholika en Madrid, con el correspondiente comunicado y denuncia del grupo debido a presiones policiales a la promotora.

A esta lamentable actitud hay que añadir ahora la suspensión hace tan solo dos días del Irreductibles Fest, un festival cuyo objetivo era recaudar fondos para ayudar a los detenidos durante la pasada huelga general del pasado 14-N. Entre los grupos que iban a actuar en el festival había viejos conocidos como Los Chikos del Maíz, Non Servium, Boikot, Habeas Corpus o Arma X. Sin embargo, a una hora de empezar los conciertos en el CSO La Traba, varias furgonetas de la Policía Nacional y los bomberos se personaron en el local y desplegado un gran dispositivo de agentes de anti-disturbios en los alrededores del edificio con el fin de impedir su celebración. El festival fue suspendido por “motivos de seguridad”. Hay que recordar que previamente las autoridades habían impedido su realización en la sala Rock Kitchen, y fue entonces cuando, debido a las presiones de la policía municipal de Madrid, La Traba cedió sus instalaciones.

Conviene recordar la ya extensa lista de artistas censurados por el PP por “motivos de seguridad”

  • Soziedad Alkoholika
  • Fermín Muguruza
  • Su Ta Gar
  • Banda Bassoti
  • Los Chikos del Maiz
  • Obrint Pas
  • Berri Txarrak
  • Pablo Hassel
  • Arma X
  • Boikot
  • Lendakaris Muertos
  • Piperrak
  • Miguel Bosé

Si, habéis leído bien, Miguel Bosé. En Alicante, Pedro Hernández Mateo, alcalde popular de la localidad de Torrelavieja, censuró un concierto del cantante por sus críticas a lo sucedido en el MuVIM (Museu Valencià de la Il.lustració i de la Modernitat), y llamándolo “artistaza” por comparar a la Comunitat Valenciana con una dictadura comunista.

Estos lamentables episodios, que recuerdan los tiempos más oscuros de la represión franquista, están empezando a ser demasiado habituales en nuestro país y, lamentablemente, nadie parece poder hacer nada para detenerlo. Esta persecución que el Partido Popular está realizando contra todo lo opuesto a su ideología no se reduce exclusivamente al mundo de la cultura. Censura, represión, manipulación mediática, control de los poderes legislativo, ejecutivo y policial, mentiras, corrupción, detenciones por motivos políticos… hace ya un tiempo que antiguos fantasmas y palabras ya borradas de nuestra memoria como dictadura vuelven a estar, muy a nuestro pesar, en boca de todos.