The Tallest Man on the Earth

“Si Jesucristo hubiera nacido en la mitad del siglo XX, habría predicado con guitarra eléctrica”. Suena a Dylan, su música suena a Dylan, pero el artista que llena el teatro Joy Eslava es Kristian Matsson, más conocido como The Tallest Man on the Earth. Madrid sucumbe a los encantos de los acordes folk de su último trabajo ‘There’s No Leaving Now’.

Alrededor de las ocho de la tarde el grupo telonero sube al escenario. La música se desliza entre las faldas de las doncellas y sigilosamente esquiva la mirada de los caballeros. Dan Haywood’s New Hawks lanza su primer álbum homónimo. Treinta y dos canciones que recuerdan a las montañas y valles del norte de Escocia, al folklore anglosajón. Violín, mandolina y guitarra acústica construyen partes instrumentales abatidas por el mar céltico.

Y llega el turno para The Tallest Man on the Earth. Ha llovido y la calle huele a Nashville. Las avenidas se vacían, sólo se escucha el ritmo de sus botas que chocan contra el suelo. Es necesario perderse en una ciudad donde tantos músicos han ido a encontrarse. El profeta del nuevo siglo camina por un otoño quebrado. Puntea con la guitarra eléctrica y dibuja armónicos con la acústica.

Como Bob Dylan, el cantautor sueco puede ser explícito o abstracto. Un trovador que escribe letras con piel arrugada y macilenta, que han viajado por carreteras y en cada peaje han tragado saliva, esperando su próxima aventura. Escribe para todos los oídos. Envuelve cada verso con una armonía clara y sencilla que se podría traspasar con un suspiro.

Dicen que la mayoría de los poetas son personas normales, pero no todas las personas normales son poetas. El hombre que se esconde bajo el seudónimo de The Tallest Man On The Earth es especialmente expresivo. Interpreta “I Won’t Be Found” o “Like a Wheel” con los ojos empañados porque cada nota esconde varias vidas. Kristian Matsson es, como el poeta Dylan Thomas, un contador de historias.

Joy Eslava, Madrid (04/10/2012)

The Tallest Man on the Earth
The Tallest Man on the Earth
The Tallest Man on the Earth