Imagen de previsualización de YouTube

Hace cuatro días, el pasado 16 de Septiembre del 2012, falleció en Monterey y a los 63 años de edad, Rebeca Mendez Jimenez, más conocida como la loca de San Blas, cuya historia se hizo mundialmente conocida debido al éxito de una canción de Maná. Vaya por delante que los méxicanos Maná no son, precisamente, fruto de nuestra devoción. También somos conscientes de que su canción ‘En el muelle de San Blas’ sea posible y, quizás merecidamente, una de las más sobadas y odiadas de la historia. No obstante, la historia detrás de ella no deja de ser curiosa a la vez que triste.

Existen varias versiones sobre su historia. Según una de ellas, hace años que Rebeca, quien al parecer padecía trastornos mentales, tenía amistad con un vendedor de artesanía de nombre Ladislao y ella se vestía de novia diciéndole a los vecinos que se iba a casar con él. Ladislao, al parecer, fue atropellado en Guadalajara y más tarde murió en Tepic, sin que a Rebeca le quedara claro tal suceso. Otra versión, en cambio, afirma que Rebeca efectivamente conoció en su juventud a un pescador, de nombre Manuel, que un día se hizo a la mar y no regresó nunca. Para los sanblaseños, Manuel como muchos otros fue víctima del embate de un huracán que tuvo lugar en esas fechas.

Todos coinciden sin embargo en que la mujer acabó de alguna manera en Puerto Vallarta, donde se desplazó a vender dulces vestida de novia. Allí fue donde habría tenido un encuentro fortuito con Fher, del grupo Maná, y así sería como el cantautor conoció su historia. Más tarde, Maná acudiría a San Blas a grabar el videoclip de la canción conocida internacionalmente y que dio a conocer el relato de Rebeca.

El alcalde Porfirio López Lugo informó que pueblo y gobierno municipal continúan con el proyecto iniciado hace meses de erigir una estatua que conmemore a “la loca del muelle de San Blas” en agradecimiento a la fama mundial que la novia proporcionara al puerto nayarita. En la develación de la estatua estarían los integrantes del grupo Maná, que ya fueron invitados por el gobernador Roberto Sandoval para ofrecer un concierto el día que se inaugure la autopista Tepic-San Blas a mediados del próximo año.

Los familiares en Monterrey, Nuevo León y Ahualulco, Jalisco, ya han solicitado al Ayuntamiento de San Blas todas las facilidades para cumplir con la última voluntad de Rebeca: esparcir sus cenizas al mar desde el Muelle de San Blas.

Fuente | El Universal