En un mundo en el que un tal Juan Magan y una tal Belinda consiguen alzarse a lo más alto de las listas de ventas de nuestro país con lo más parecido que he visto nunca a un atentado musical, se agradecen momentos como este, que tuvo lugar recientemente en el Factor X estadounidense.

Tras la descalificación de un concursante, este argumenta que ha trabajado muy duro para estar ahí. Demi Lovato, cantante y juez en el programa, le interrumpe diciéndole que son muchos los que trabajan muy duro para cumplir sus sueños pero que la música no está hecha para todo el mundo. La respuesta del concursante, no se hace esperar: “Por eso tú usas autotune y yo no“. Britney Spears, también en el jurado, pone la guinda echando al concursante. Lo mejor, la cara de Simon Cowell.

Nota: Auto-Tune es un procesador de audio propietario creado por Antares Audio Technologies para corregir el tono en ejecuciones vocales e instrumentales.

Via | Menéame