La música en los libros

A lo mejor es porque todas las artes van unidas, y en cierto modo son facetas de una sola expresión de estética y mucho más, o a lo mejor es porque muchos amantes de lo literario son también amantes de otras disciplinas artísticas, pero lo cierto es que la música tiene un papel fundamental en muchos libros. Ya sea en forma de cita, al principio, antes de entrar siquiera en el texto, donde el autor nos marca el tempo y el ambiente de la novela, su sonido, al insertar un extracto de la letra de una canción; o como prólogo reverente de poema, unas líneas que introducen la cadencia cuando se trabaja con verso o con prosa poética. Muchos textos acaban marcados por esta aparición, ya sea como inicio o desperdigado a lo largo del libro. Si se trata, además, de una pieza musical muy reconocible, es fácil para el lector entrar en una comunión auditiva con la creación literaria.

Uno de los ejemplos más obvios de acompañamiento musical que dan cuerpo a una novela es el cúmulo de temas de rock and roll de los 50 y de los 60 de Christine, deStephen King (que realiza una aparición estelar como banda sonora en la adaptación al cine de John Carpenter). Para otras obras, la música va más allá, convirtiéndose entema central, como ocurre con Nocturnos: Cinco historias de música y crepúsculo deKazuo Ishiguro, un conjunto de relatos donde aparece una y otra vez lo musical como fuerza predominante en la vida de los protagonistas (al igual que ocurre con su novelaLos inconsolables, cuyo personaje principal es pianista profesional). La vida de Michael Holme, protagonista de Una música constante, de Vikram Seth, está definida por su profesión como violinista, y por la música que lo acompaña de manera continua; y si pensamos en el violín no podemos dejar de pensar en la afición por este instrumento de Sherlock Holmes, que Conan Doyle nos retrata como un músico de gran habilidad y que en Estudio en escarlata toca tanto a Mendelssohn (el favorito de Watson) como sus propias composiciones.

La música también puede ser un excelente telón de fondo para el misterio, como demuestra la autora británica de suspense Ruth Rendell con Algunos mienten, otros mueren, donde el cadáver del crimen que hay que resolver aparece en un concierto de rock. Todo queda, como siempre, en manos del Inspector Wexford. Y si añadimos a la intriga y al misterio un oscuro aire gótico y romántico obtenemos la novela de Gastón Leroux El fantasma de la ópera, que se mueve en un universo musical propio, coordinado por la voz de su protagonista, la bella Christine, y la manipulación del genial compositor que vive bajo la ópera. La música omnipresente de esta obra cobra aún más importancia al asociarse a una serie de adaptaciones de éxito en el mundo del teatro, del musical y de la televisión.

¿Qué otros libros podéis añadir que tengan la música como tema principal, o donde la música juegue un papel extraordinario? ¿Cuáles son las bandas sonoras de vuestras obras favoritas? Esperamos vuestras aportaciones, como siempre, en los comentarios.

Autores relacionados:
Arthur Conan Doyle
Gastón Leroux
Kazuo Ishiguro
Ruth Rendell
Stephen King

Libros relacionados:
Algunos mienten, otros mueren
Christine
El fantasma de la ópera
Estudio en escarlata
Nocturnos

Muchísimas gracias al autor y la fuente originales por permitirnos publicar esto en nuestra página web.

Autor: Gabriella Campbell
Fuente original: Lecturalia