David Fox

La cosa está muy mal, y hay que sacar dinero de donde sea. Eso debió pensar David Fox, de 28 años, un completo desconocido surgido de la nada que resulta ser ese chaval de 12 años que protagoniza la portada del disco de debut de Placebo. Quizás animado por el éxito cosechado hace unos meses por la modelo Kirsten Kennis y su fotografía en la portada del ‘Contra’ de Vampire Weekend, David Fox, un cocinero en paro, ha presentado una demanda contra el grupo londinense por haberle arruinado la vida y por usar la foto sin permiso. Al parecer, y debido al éxito que ha llegado a cosechar el grupo, ser el protagonista de dicha portada tuvo como consecuencia sufrir acoso en la escuela por parte de sus compañeros.

Esa imagen me arruinó la vida. Cuando estaba en la escuela era bien conocido y tenía un montón de compañeros. Solíamos jugar juntos al fútbol y yo estaba muy feliz. Pero cuando el disco salió, los amigos que tenía empezaron a meterse conmigo. Creo que estaban celosos. O que vieron a un niño haciendo una mueca tonta y no quisieron pasar el rato más con él porque lo veían extraño. Yo vivía en un pueblo muy pequeño, donde todos se conocían. Creo que podría haber salido adelante de haber vivido en una gran ciudad.

La fotografía fue tomada por su primo Saul Fletcher, fotógrafo profesional residente en Londres, en el funeral del hermano de Fox. El protagonista afirma que apenas se conocían y no haber vuelto a ver desde que le llamó para informarle de que iba a protagonizar la portada del disco, una idea que en su momento agradó al muchacho.

La pregunta es porque no denuncia a su primo, en vez de al grupo, pero la respuesta es bastante sencilla y ya está contestada en el primer párrafo de la entrada.

Via | Efeeme