Robert Wilkinson, es un ciudadano de origen canadiense que fue arrestado debido a su estado de embriaguez. Ya en el asiento trasero de un coche de policía, y tras declararse inocente, el joven de 29 años arranca a cantar el clásico de Queen de manera casi sublime. No falta la versión con la base original. Espectacular.

Otro vídeo curioso, que no tardará en alcanzar el nivel viral que ha conseguido el primero, es el de esta tierna familia, cuyo padre ha convertido en costumbre cantar Bohemian Rhapsody en el coche con sus tres hijos todas las mañanas de camino al colegio. ¿Hay mejor forma de comenzar el día?