Impresionante, no hay otra palabra para describir lo que los afortunados asistentes al festival californiano y los fans del hip-hop pudieron sentir este fin de semana cuando Dr. Dre y Snoop Dogg echaron mano de la tecnología para resucitar al legendario rapero Tupac, asesinado en Las Vegas en septiembre de 1996.

La actuación, sin duda una de las mas memorables de la 13ª edición del Festival Coachella, tuvo lugar durante el cierre de la misma, causó gran conmoción entre todos los asistentes. Artistas como Rhianna, que afirmó que se trató de una de las noches más memorables de su vida, o Katy Perry, que afirmó haber llorado cuando vió el holograma de Shakur, no dudaron en reportar via twitter toda clase de opiniones y halagos.

El holograma de Tupac Shakur, que colaboró con Snoop Dogg en los temas ‘Come With Me’, ‘Hail Mary, y ‘Gangsta Party’, supuso la guinda a una actuación donde también se homenajeó a Nate Dogg y participaron otros artistas de la escena como Eminem, 50 Cent, Kendrick Lamar o Wiz Khalifa.

El año pasado la cantante Mariah Carey ya utilizó una proyección holográfica similar para ofrecer de manera simultánea un concierto en cinco ciudades europeas. La tecnología empleada es la misma utiliza en Japón para dar vida a la cantante virtual Miku Hatsune, una tecnología 3D desarrollada por la empresa Crypton Media.

¿Alguien dijo polémica? Hay que ser muy tonto para querer verla.