After the smoke

La tramitación de las leyes SOPA, PIPA y ACTA o la aprobación de su homónima española, la Ley Sinde-Wert, ha vuelto a poner de manifiesto el intento de los gobiernos y la industria del entretenimiento por acabar con la neutralidad de la red a base de censura pura y dura. Internet se ha convertido en un terreno de batalla en el que los ciudadanos luchan por defender alguna de las pocas libertades que aún nos quedan mientras que las grandes discográficas no cesan en su empeño de seguir amasando millones y millones de dólares sin ningún tipo de escrúpulo. Un claro ejemplo de lo que estas leyes significan lo encontramos en la impunidad con la que Universal Music Group, una de las cuatro grandes discográficas, ha actuado eliminando al grupo After The Smoke su propia música de internet después de haberla utilizado sin ningún tipo de permiso o reparo.

Os ponemos en situación. El dúo hip-hop de Florida escribe una canción titulada ‘One in a million’ y sale de gira con el rapero Yelawolf de Shady Records, el famoso sello de Eminem subsidiario de Universal Music Group. Yelawolf les comenta que le gusta el tema y hablan de una posible colaboración. Un año mas tarde el sale a la luz una canción suya llamada ‘Far From A Bitch’, con su voz rapeando sobre el beat de ‘One In A Million’. Comparen ustedes mismos.

Los de Florida contactan con algún representante de Yelawolf que hablan de una filtración y prometen retirar el tema. Lo preocupante del asunto viene cuando Universal les notifica a través de YouTube que estábamos infringiendo derechos de autor, retirando su canción sin ningún tipo de pudor. Como algunos sabréis, el año pasado Universal firmó un contrato con YouTube que les permite retirar cualquier contenido que quieran de la plataforma de vídeos de internet. Un precedente sin duda importante.

Los chicos de Vice, con los que colaboramos de tanto en cuando, han entrevistado a Whuzi, el letrista de After The Smoke. Os recomiendo leer la entrevista entera porque no tiene desperdicio.

VICE: Hola, Whuzi. ¿Qué pasó con vuestra canción, Universal Music Group y la misteriosa desaparición de vuestro clip en YouTube?

Whuzi: Verás, el caso es que escribimos una canción titulada “One In A Million”. Poco después, Yelawolf –que está bajo contrato con Universal– hizo una canción llamada “Far From A Bitch”, que era él rapeando sobre “One In A Million”.

¿Os pidió permiso alguien de Universal para usar vuestra pista como base para Yelawolf?

Hablé con sus representantes y me dijeron que había sido una filtración o algo por el estilo. No parecía que hubiera sido intencionado. Nos dijeron, “Ah, no estamos intentando promocionar esa canción, la quitaremos.” Después de eso creímos ya se había solucionado todo

¿Crees que quizá Yelawolf mencionó la pista a los de Universal y alguien dijo que se haría cargo de los derechos de autor pero nunca se preocupó de hacerlo, o algo así?

No me gustaría creer que fue así como sucedió. Confío en su palabra de que no hicieron nada erróneo. Además, es hip hop, la gente va a hacer rap con lo que sea. Pero si lo llevamos al terreno de la propiedad intelectual, asumo que si sigo los procedimientos correctos se supone que debo estar protegido. Es ridículo que puedan hacer lo que les dé la gana y además eliminarnos de la ecuación.

¿Te refieres a cuando retiraron vuestro clip?

Una semana más tarde intentamos subir nuestra propia música, y Universal nos notificó –a través de YouTube, que quitó la canción cuatro horas después– que estábamos infringiendo derechos de autor. Pensamos: “¿Cómo? ¿Qué esta pasando?” Tras investigar un poco, contacté con YouTube siguiendo todos los pasos correctos y me dijeron que la entidad que posee los derechos de autor de nuestra canción era Universal.

Pero qué jodidos, ¿no?

Y ahí intentamos averiguar cómo nuestra canción pasó de ser nuestra a ser de Universal.

¿Cuándo usó Yelawolf vuestra pista?

Desde el campo de Yelawolf nos dijeron que grabaron el tema hace un año. Nosotros tuvimos en contacto con Yelawolf en 2010, abrimos un concierto para él, nos intercambiamos mails. Nos dijo, “Me encanta esta canción, tiene uno de los mejores beats que he oído jamás”, y hablamos de que fuese una colaboración. Eso fue más o menos cuando firmó con Shady (Shady Records, sello subsidiario de Universal Music Group). Después supusimos que andaba muy liado, porque no volvimos a saber de él.

O sea, que ya le conocíais antes de que firmara por UMG.

Si. No fue hasta hace dos semanas que un fan nuestro nos dijo que había oído nuestro beat en uno de sus mixtapes, en la canción “Far From A Bitch”.

¿Aún se puede comprar el mixtape con ese beat vuestro sin atribuir?

Les tomo la palabra cuando dicen que no están ganando dinero ni intentando sacar beneficios de ese tema. No quiero ir a por Yelawolf ni nadie de los suyos, pero no creo que tengamos que sufrir perjuicios por culpa de UMG. ¿Ni siquiera podemos publicar nuestra propia música? No me jodas, no tiene sentido.

¿Cómo están las cosas ahora?

Mediante tumblr, y por fans nuestros a través de distintos canales, hemos podido acceder a varias personas que trabajan en Universal. Después de hablar una y otra vez con la gente apropiada, y con algunos consejos que nos dieron unos abogados, finalmente UMG se echó atrás. Pero todavía no está del todo claro. Aunque vuelva a estar online, ¿sigue Universal poseyendo los derechos de nuestra canción, de una producción nuestra?

En otras palabras, que os han dado permiso para publicar una canción que hicisteis vosotros y que ellos os robaron.

Exactamente. Nos han dado permiso para poner nuestra propia canción en internet (suspiro). Es ridículo. Con SOPA y todo eso, el año pasado Universal firmó un contrato con YouTube que les permite retirar cualquier contenido que quieran. Somos artistas independientes con nuestro propio material, con nuestros propios derechos de autor, y nos están acusando de infringir los de su artista sólo porque él está en Universal. Es absurdo. No tienen derecho legal sobre esa canción. No lo entiendo.

¿Qué tiene que hacer Universal para demostrar a YouTube que posee la canción? ¿Algo? ¿Alguna cosa?

Bueno, yo puse una queja y ellos me respondieron con un mensaje diciendo, básicamente, que estábamos mintiendo y que Universal tenía los derechos. Eso sin aportar ninguna prueba. Es su palabra contra la nuestra.

Es un precedente preocupante que los grandes, como Universal, puedan gobernar internet como mejor les convenga. Y puede ser peor si se combina con las penas que se están proponiendo por vulnerar derechos de autor. Escribe una buena canción y ve a la cárcel. Como Leadbelly, pero al revés.

Se están cagando en los artistas independientes. Universal esta intentando pasar por delante de todo el mundo y ganar dinero a costa de todos, incluyendo los pequeños.

Si lo he entendido bien, Universal tiene un sistema automático que escanea el audio de la base de datos de YouTube y exige que se quiten cosas si se parecen demasiado a algún tema que ellos posean, o algo así. Un ultra-eficaz verificador de derechos de autor, y tú te encontraste bajo su guillotina. Pero, por la razón que fuese, contigo fueron demasiado lejos, buscaste asesoramiento legal y descubriste que, en realidad, nada les importa una mierda.

Exacto.

¿Crees que estas cosas pasan en muchos sellos grandes y normalmente no los pillan?

Eso es exactamente lo que pasa. Si no hubiera sido porque nuestros fans se hicieron eco, creo que esto se hubiera escondido bajo la alfombra como si nunca hubiera pasado.

Si ahora te ofrecieran un contrato con Universal, ¿lo aceptarías?

Bajo estas circunstancias, no. Me enorgullezco de lo que hemos hecho. Con las protestas por el acta SOPA, la gente se está dando cuenta de que tiene poder para actuar cuando algo negativo está pasando. Nosotros no somos artistas de Universal y creen que nos pueden arrojar a un lado, así que imagina lo que podrían hacernos si tuviéramos contrato con ellos.

Via | Vice