PriceMinister.es

En unos tiempos tan difíciles como los que nos ha tocado vivir, nadie está salvo o permanece ajeno a la crisis económica, y la industria musical sea quizás uno de los mejores ejemplos de ello. Con la caída en picado de la venta de música en formato físico en beneficio de lo digital, y con las descargas de música a través de internet en pleno auge, cada vez es más complicado comprar música a buen precio para aquellos que gustan de adquirir un disco, ojear su artwork y empaparse del trabajo del autor a través del olfato y el tacto, y no solo a través del oído.

Con este panorama, es cada vez más complicado encontrar tiendas de discos abiertas en nuestra ciudad, y por supuesto también es difícil que exista un mercado de segunda mano que sacie las necesidades de los más melómanos del lugar. Es aquí donde portales como PriceMinister suponen un soplo de aire fresco para este mercado, el lugar perfecto donde encontrar discos baratos o vinilos de segunda mano, un formato que lejos de desaparecer parece estar viviendo una segunda juventud.

PriceMinister aterrizó en España en 2007 y su carta de presentación asusta, más de un millón de usuarios únicos, más de 25 millones de productos a la venta, y más de 170.000 vendedores registrados. En este breve espacio de tiempo se ha convertido en uno de los principales portales de compra-venta de internet y, aunque en sus páginas podemos encontrar productos de todo tipo (libros, películas, videojuegos, ropa, informática…), es su catálogo músical, el tema central de este weblog, lo que quiero resaltar en esta entrada.

El éxito del modelo de negocio de PriceMinister reside en dos pilares tan básicos como ofrecer productos nuevos y/o de segunda mano al mejor precio posible y actuar de intermediario para garantizar la transacción, no re-embolsando el dinero al vendedor hasta que el comprador recibe el producto y de su visto bueno.

Y como dicen que vale más una imagen que mil palabras, un par de cosillas interesantes que he encontrado navegando en la web. Novedades como ‘I’m with you’ (2011) de los Red Hot Chili Peppers por 6.85€, ‘Wasting Light’ (2011) de Foo Fighters por 6.03€. Clásicos como el ‘Nevermind’ (1991) de Nirvana por 7.46€, ‘Funeral’ (2004) de Arcade Fire por 6.79€ o ‘The Platinum Collection: Greatest Hits I, II & III’ de Queen por 13.32€. Vinilos como ‘Abbey Road’ (1969) de The Beatles por 12.04€, ‘No good (Start the dance)’ (1994) de The Prodigy por 6.26€ o una joya de la talla del ‘Black album’ (1991) de Metallica por 25.94€ (este vinilo se cotiza caro!).

¿Apetitoso, verdad? Pues ahora imaginad lo que podéis encontrar ojeando los artículos de segunda mano. Si encontráis algo interesante os invito a compartirlo con los demás en los comentarios de la entrada y contribuir un poquito más a la ruina económica de un servidor.

PriceMinister