Chris Cunningham

En caso de que alguno no lo supiera todavía, Chris Cunningham es un vídeo artista inglés nacido en la localidad de Reading y volcado especialmente en el terreno musical. Junto a Spike Jonze y Michel Gondry, es considerado uno de los directores más notables de la actualidad, y algunos entre los que me incluyo consideran a estos tres nombres la santísima trinidad del mundo del videoclip.

Ha trabajado para artistas como Madonna o Björk, y especialmente para su buen amigo Richard David James, más conocido como Aphex Twin. Sin embargo, Cunningham también ha trabajado en el mundo del cine. En su periplo por Hollywood, ha colaborado en los efectos especiales de películas tan conocidas como ‘Alien 3’, ‘Alien: Resurrección’ o la primera película de ‘Juez Dredd’. En los primeros años de desarrollo de ‘A.I.’, estuvo colaborando codo con codo con nada más y nada menos que Stanley Kubrick, años antes de que el ya fallecido director decidiera pasarle el proyecto a Steven Spielberg al pensar que la tecnología del momento no era lo suficientemente avanzada como para recrear al protagonista. Fue precisamente durante un breve periodo de descanso de ese rodaje cuando Chris Cunningham aprovechó para rodar su primer videoclip y darse cuenta de que lo que él realmente quería era volcarse con el mundo de la música.

Autechre – Second Bad Vilbel (1995)

Tras su breve pero intenso periplo por el mundo del cine y algunos pequeños trabajos para algunas revistas de cómics bajó el pseudónimo de Chris Halls, Cunningham por fin debuta con el prestigioso sello de música Warp Records realizando para sus compatriotas Autechre el videoclip de ‘Second Bad Vilbel’. La versión original del vídeo, lanzada en 1996, tiene algunas escenas que Cunningham decidió eliminar para su lanzamiento en DVD, en 2002. De hecho, en esta versión posterior, no hay ni rastro del ‘ente extraterrestre’ que aparece en la versión original.

The Auteurs – Back With The Killer Again (1995)

The Auteurs – Light Aircraft on Fire (1996)

Luke Haines fue considerado un artista de un enorme talento durante la década de los noventa, quizás únicamente eclipsado por el éxito de Jarvis Cocker. Dicen que el líder de Pulp y el mismísimo Cunningham eran admiradores suyos, quizás eso fue lo que llevo a este último a dirigir dos videoclips para su grupo The Auteurs durante la época de su ‘After Murder Park’ (1996). Desde luego no son sus mejores trabajos, y quizás por ello el artista decidiera no publicarlos en su volumen de ‘Director Labels‘. A decir verdad el vídeo de ‘Light Aircraft on Fire’ ni aparece, y del de ‘Back With The Killer Again’ únicamente encontramos una parte de apenas un minuto de duración, lo único posible de encontrar en Internet.

Lodestar – Another day (1996)

Holy Barbarians – Space Junkie (1996)

Como he comentado antes, los primeros vídeos de Chris Cunningham no suelen recalar demasiada atención, él mismo los ha ignorado casi por completo en su mencionado DVD. Aún así, capturan a la perfección la atmósfera de la canción y el grupo y destacan por la perfecta sincronización rítmica entre imagen y sonido tan característica de sus mejores trabajos. Dos ejemplos de ello son los videoclips de ‘Another day’, para Lodestar y el de ‘Space Jukie’, para Holy Barbarians. Lodestar es un grupo experimental formado por ex-componentes de Senser y que llegó a telonear a Tool en 1997. Holy Barbarians, por su parte, es el grupo que Ian Astbury formó después de dejar The Cult. Solo llegaron a grabar un álbum, ‘Cream’ (1996).

12 Rounds – Personally (1996)

Si algo me ha llamado la atención de Chris Cunningham a parte de su indiscutible talento es la capacidad que ha tenido siempre el británico de rodearse de otros talentos importantes del mundo del cine y de la música, Stanley Kubrick, Luke Haines, Ian Astbury… Otro claro ejemplo de ello es su colaboración con 12 Rounds, el proyecto de Atticus Ross con su mujer Claudia Sarne, otro de esos trabajos que ha pasado desapercibidos y han sido descartados en sus recopilatorios en DVD.

Placebo – 36 Degrees (1996)

Sin duda uno de sus primeros trabajos importantes para Cunningham fue el vídeoclip de ’36 Degrees’ para el álbum homónimo de Placebo, su primer disco de estudio. La canción suponía el tercer single del disco y llegaría a alzarse hasta el puesto #80 en las listas de ventas de Reino Unido. El vídeo, grabado casi por completo en una piscina de buceo, muestra a los miembros de la banda londinense cantando y tocando sus instrumentos bajo el agua. Algunas escenas fueron filmadas en un área pantanosa, como la escena que abre el vídeo con Brian Molko. Posteriormente el grupo revelaría que el vídeo fue complicadísimo y muy duro de rodar para ellos, afirmando que nunca más volverían a grabar bajo el agua. Chris Cunningham incluso afirmó en una entrevista posterior que Brian Molko acabó llorando en alguna ocasión tras tener que pasar varias horas en agua fría.

En posteriores entregas seguiremos repasando la videografía de este interesante artista y director, considerado por muchos el mejor vídeo-artista del mundo.

Videografía de Chris Cunningham (Parte 2): 1997