Sufjan Stevens

Al margen de los conciertos correspondientes al Primavera als Bars o los showcases en la Sala Apolo, el primer plato fuerte del San Miguel Primavera Sound 2011 empezaba ayer con los conciertos en el Poble Espanyol. Muchos íbamos con la ilusión de disfrutar de un grupo de la talla de Echo & The Bunnymen o del prometedor espectáculo de Caribou, que además nos permitiría restar un grupo al solape de la muerte del jueves, con Interpol, Caribou y Suicide tocando a la misma hora.

Cual fue nuestra decepción al llegar poco antes de las 20.00h y ver la longitud de la primera cola, la correspondiente únicamente al canje de abonos. La duración aproximada era de unos 40 minutos y antes de que tan siquiera nos pusieran la pulsera anunciaron que el aforo estaba completo. Aún así nos aventuramos Montjuic arriba antes de quedar totalmente desanimados ante el tamaño de la cola para entrar en el recinto.
Vuelta a casa y mañana será otro día. Vaya por delante que la crítica no va encaminada al lleno absoluto ni a la no previsión de que acudiera tanta gente a la jornada previa, algo que en mi opinión desbordó un poco las infraestructuras preparadas por la organización para el canje de abonos. ¿Era normal que la cola de prensa fuera de más de hora y media? También he visto a mucha gente comentar que las colas para ir al lavabo en el interior del recinto eran memorables, nosotros no pudimos comprobarlo.

La queja, o lo que intenta ser una crítica para el año que viene, va dirigida al hecho previsible de que mucha gente nos quedáramos sin ver a un grupo importante, como por ejemplo Echo & The Bunnymen, después de haber pagado un abono que a día de hoy rondaba el precio de casi 200€. Están claro que no pagas por ver única y exclusivamente a un grupo, pero tampoco lo hago para ver a todos y cada uno de los artistas que van a actuar en esta estupenda edición del San Miguel Primavera Sound 2011, para la que soy consciente de que Gabi y compañía han hecho un esfuerzo sobrehumano, yo he pagado para ver una serie de grupos que me interesan y los de ayer eran dos de ellos. No me consuela el hecho de poder ver a otros tantos.

Más grave todavía me parece lo de Sufjan Stevens. Que miles de personas nos tengamos que perder la actuación de uno de los artistas más esperados de esta edición y que a sus dos actuaciones se acceda por sorteo o previa acampada en el Auditori horas antes, haciendo cola para ver si quedan localidades, es un tanto desilusionante ¿Tanto costaba que una de esas dos actuaciones fuera en el escenario San Miguel o escenario Llevant?

Es muy probable que hoy entremos en el recinto y se nos pasen todas las penas (si el portal, la tarjeta y las redes móviles no nos amargan la noche). Estoy seguro de que el domingo, haciendo retrospectiva, veremos como esta edición del San Miguel Primavera Sound 2011 ha sido una de las mejores ediciones que ha pasado por el Parc del Forum, todo gracias al esfuerzo de mucha gente implicada, sin embargo, y ante la posibilidad que me ofrece este blog de canalizar mis pensamientos, he creído adecuado escribir esta pequeña crítica del primer punto a mejorar para la próxima edición.

Edito (14:10)

Por lo que leo parece ser que Sufjan Stevens solo toca en el Auditori por petición propia, por lo tanto poco o nada puede hacer la organización al respecto. Pedimos disculpas a la organización y retiramos la crítica al respecto.