La Sinfonía n.º 7 en La mayor (Op. 92) de Ludwig van Beethoven fue compuesta en 1811, y finalizada al año siguiente, en 1812. En su estreno en Viena, en 1913, fue tan bien recibida que el allegretto (segundo movimiento) tuvo que ser repetido. El propio Beethoven dirigía la orquesta.

Esta es sin duda la pieza más popular del amplio legado musical del compositor alemán, último representante del clasicismo vienés, hasta tal punto que no es difícil escucharla independientemente de la sinfonía completa. Un ejemplo es esta maravilla de vídeo en el que la pieza sirve de banda sonora a una sucesión de imágenes de nuestro Universo captadas por el telescopio Hubble.

Sirva de pequeño homenaje al 50º aniversario del primer viaje del hombre al espacio.

Via | The Big Photo