Lori Meyers

Debido a los rumores que apuntaban a la suspensión del concierto que Lori Meyers dieron recientemente en la Universidad de Valencia por unas presuntas declaraciones de su cantante contrarias a la política de Camps y que se ha difundido rápidamente por internet, el grupo se ha visto obligado a publicar un comunicado de prensa en el que explican que pasó realmente en el concierto. Parece que la noticia original, publicada en La Camiseta Verde no iba tan desencaminada. A continuación os dejamos el comunicado que han publicado en su página de Facebook.

Escribimos esto para aclarar, sobre todo a la gente que estaba en el Tinglado 2 de Valencia, lo que sucedió ayer y el por qué de bajarnos del escenario antes de tiempo, que es realmente lo que nos importa. No vamos a perder el tiempo es desmentir cosas que se están escribiendo, que si faltamos el respeto al público y otras cosas. La gente que nos conoce sabe que nunca sucedería. Somos conscientes de la problemática que genera el “ruido” en los vecinos y lo respetamos.

Nosotros llegamos a Valencia para hacer un concierto en el que la organización, según nos han informado, lo tenía todo en regla, a nivel de licencias. Por la tarde, a eso de las 4, probamos sonido con las condiciones óptimas de sonido, es decir, preparado para un recinto en el que más tarde cabrían 4500 personas. Hasta ahí todo bien, pero una hora antes del bolo nos llama nuestro tourmanager diciendo que había que reducir repertorio y que teníamos que empezar antes de lo previsto, porque guardias municipales habían recibido la orden de acabar el concierto antes de tiempo y bajar el volumen a 95dB (para la gente que no entienda mucho de sonido, eso quiere decir que el murmullo de la gente se oye al nivel de la música…). La pregunta es: ¿por qué el ayuntamiento no da esa orden antes y probamos sonido baja esas nuevas precarias condiciones?, ¿por qué lo deja para última hora…? Cuando subimos al escenario desgranamos el repertorio siendo conscientes de que el sonido era muy bajo, hasta que, después de tocar Dilema, nuestro tourmanager vuelve a dirigirse a nosotros para decirnos: ¡¡¡nos quedan dos temas!!!, teníamos 6 más para tocar… Nos quedamos sorprendidos, pues tampoco estábamos haciendo un set demasiado largo, ¡¡¡llevábamos tocadas 12!!! Pero otra vez había órdenes de reducir tiempo. Así que en ese momento de tensión y con los nervios a flor de piel, Noni hizo una lógica crítica en el micro hacia el ayuntamiento y su “color” que, al parecer, no debió sentar muy bien a alguien, porque ordenó a la organización cortar la actuación tras Aha Han Vuelto, sin concedernos la última que nos habían prometido. Cabreados abandonamos el escenario.

Nos parece lamentable la actuación de las autoridades anoche, improvisando constantemente y no dejándonos TRABAJAR tranquilos. Sí, sí, TRABAJAR, que es lo que estábamos haciendo anoche en escenario, y no dejando disfrutar a 4500 personas. Si el concierto tenía problemas de ruido para lo vecinos, ¿por qué no lo dijeron antes?, ¿por qué dejaron que el evento transcurriera pero poniendo trabas a su buen curso? Eso tiene un nombre: CHAPUZA o CHAPUCEROS. Que conste que no hablamos de la organización que cumplían las ORDENES de los policías y que también sufrieron lo suyo.

Si hay problemas entre la organización del concierto de ayer (la universidad) y el ayuntamiento nosotros no tenemos culpa ninguna y menos las 4500 personas que pagaron por estar allí y no pudieron llevarse un buen recuerdo.

Atentamente, Lori Meyers.

Finalmente parece que algo de verdad si había en la noticia original pero desde aquí nos quedamos con el gesto final del grupo tras la suspensión del concierto, cuando los granadinos se dirigieron a los espectadores que todavía quedaban alli e interpretaron su último tema pendiente, ‘Mi realidad’.

Web oficial | Lori Meyers