Poo

Ya os hemos hablado en alguna ocasión de Glastonbury, el festival de festivales. Durante sus más de cuarenta años de historia Glastonbury ha sobrevivido incluso a la peor de las tormentas de barro, a la que sus incondicionales asistentes se supieron sobreponer con dosis de paciencia y buen humor hace apenas unos años. Sin embargo, parece que nada va a poder hacer para competir con los Juegos Olímpicos de Londres de 2012, que tendrán lugar solo un mes después de las fechas previstas del festival.

Haciendo gala de una previsión excelente la organización ha desestimado celebrar su edición dentro de dos años debido a la escasez de letrinas y personal de seguridad necesarios para que se lleve a cabo el festival. Según palabras de Micheal Eavis, organizador del evento:

Nos hemos dado cuenta a tiempo de que íbamos a tener un gran problema. Tenemos nuestra propia reserva de retretes pero siempre necesitamos más. Disponemos de cuatro proveedores diferentes pero Londres siempre tiene una gran demanda, que además se va a multiplicar exponencialmente con los Juegos Olímpicos, de modo que los precios se van a disparar.

Cada cinco o seis años solemos tomarnos un año sabático, así que esta es una buena ocasión para descansar. Hace varios años que no voy de vacaciones con la parienta, así que aprovecharemos para coger el Mini y acercarnos a Londres en el verano y ver las Olimpiadas.

Aunque sea una lástima, desde aquí aplaudimos la medida y ante todo la previsión y la sinceridad de la organización.

A través de La información