Tequila

Sólo hay que echar un vistazo a todos aquellos gurús posmodernos y observar quién firma sus nóminas: Almodóvar se dedica (al margen de rodar nefastos filmes) a rubricar manifiestos en contra de Cuba por orden de Rosa Montero o a guardar espectral silencio respecto a la presencia de nuestras tropas en Afganistán. El rey del pollo frito (al margen de recibir merecidos pedrazos en el Viña Rock) se dedica a debatir en programas culturales como Crónicas marcianas, eso cuando no está recaudando fondos para la SGAE en conciertos benéficos, bodas o salones de peluquería. El productor de «la mejor canción de la historia del pop español» (el usurero Teddy Bautista) es curiosamente el presidente de la SGAE, una de las instituciones más odiadas por los españoles. Ana Torroja se consagra a engañar al fisco y vivir de las rentas, más de lo mismo podemos decir de Miguel Bosé, su complejo de Bowie y sus discos y giras del Papito, toda la vida cantando los mismos jodidos temas una y otra vez, lo de este chico es demencial. Alaska se entrega a su amigo Federico Jiménez Losantos y es una habitual del canal de extrema derecha Intereconomía, Loquillo hace lo propio con César Vidal, impagable la entrevista dialogando de country racista sureño, mientras el resto de músicos se dedican a lloriquear como colegiales por culpa de la piratería.

Este es para mi el mejor extracto del artículo que Nega publicó ayer en KAOSENLARED.NET bajo el título ‘Desmontando la Movida Madrileña’, y el que mejor refleja sin duda la intención del autor, según sus propias palabras ilustrar que todos los que pasaron por el aro tienen su hueco en el mundillo cultureta a fecha de hoy y son (o fueron) unos buenos siervos de la industria cultural (Almodovar, Alaska, Loquillo, Bosé, Umbral, Savater…) a sueldo de la ceja, mientras los que permanecieron fieles a sus principios terminaron condenados al otracismo, al eterno underground, a la censura… (Santiago Alba Rico, Fernández Liria, Zulueta, Aviador Dro…).

Y digo el que mejor refleja la intención del autor porque el artículo, tremendamente subjetivo, en ocasiones mea un poco fuera de tiesto, comparando la Movida Madrileña a otra corriente paralela como fue el Rock Radikal Vasco, pero sobre todo obviando a artistas de la talla de Los Nikis, Siniestro Total o Aviador Dro de forma intencionada con el fin de atizar sin piedad a los arriba nombrados. A pesar de eso, un artículo muy recomendable que podéis leer aquí al completo.

Via | Menéame