Con motivo del concierto de verano que acostumbra a ofrecer cada año de forma gratuita, y en el incomparable escenario que supone el majestuoso Castillo de Schönbrunn (Austria) y sus enormes jardines, la Orquesta Filarmónica de Viena interpretó, ante más de 100.000 personas, la épica banda sonora que John Williams compuso en su día para la famosa saga de ‘La Guerra de las Galaxias’.

El evento, al aire libre, y dirigido por Franz Welser-Möst, director de la Orquesta, fue retransmitido por más de 60 canales de televisión en todo el mundo. Con el título de ‘Luna, estrellas, planetas’, la prestigiosa Filarmónica, una de las tres orquestas más importantes del mundo, ofreció también a los asistentes los tradicionales valses de Strauss o varias piezas para piano de Liszt.

No hay un lugar en el mundo donde reine más la música que en Viena, el universo de Viena es musical. La música, aquí, es como como un dialecto, como un acento, una cadencia. Algo inefable, sólo esa belleza que se crea a cada instante.

Heinrich Koll, viola principal de la Filarmónica de Viena.

Via | Euronews