Spotify

Spotify acaba de llegar a un acuerdo con la compañía TuneCore, una distribuidora de música en formato digital que se encarga de promocionar a grupos y artistas sin contrato discográfico para que puedan distribuir su música en sitios como iTunes o similares por un precio de $10 por canción al año o, en su defecto, $47 por disco.

TuneCore distribuye su música actualmente en tiendas de música digital como iTunes, Amazon, emusic, Zune, imvu, myspace, Amie Street, Shockhound.com, Nokia Music Store o thumbplay, permitiendo a los grupos y artistas conservar todos sus derechos sobre el material y cobrar el 100% de los royalties.

Spotify soluciona así uno de sus principales inconvenientes, la presencia en su catálogo de estos pequeños grupos independientes, ya que hasta ahora sus acuerdos comerciales se limitaban para con las grandes discográficas.

Algunos pensarán que las tasas del servicio pueden ser excesivas, más si tenemos en cuenta los pocos beneficios que Spotify reporta a grupos más importantes, sin embargo los $30 millones recaudados por esta empresa el año pasado indica que los artistas piensan todo lo contrario. Modelos de negocio como este, en el que los músicos, grupos o artistas perciben íntegramente el dinero recaudado por su trabajo, parecen marcar las pautas para el futuro del mercado musical, además de anticipar, como ya dijo Thom Yorke (Radiohead) hace unas semanas, la muerte de la industria discográfica.

“Es sólo cuestión de tiempo -meses en lugar de años- antes de que el negocio de la música establecido se hunda completamente. No será una gran pérdida para el mundo”

Via | Bitelia