no use for a name - 10.08.2007

Tony Sly lleva más de 20 años siendo la inconfundible voz de los californianos No use for a name, grupo en el que también se encarga de componer las letras de las canciones.

En 2004, después de nada más y nada menos que ocho discos de estudio, Tony lanza conjuntamente con Joey Cape, líder de Lagwagon, un disco acústico que supone un soplo de aire fresco en su carrera y del que he llegado a leer que es la respuesta de la escena punkrock a Simon and Garfunkel. Sea como sea, es un trabajo imprescindible para todos los seguidores de ambos grupos, para los amantes del punkrock y por supuesto para todos aquellos que disfrutan de una guitarra acústica. ‘Acoustic’ (2004) son 12 pistas interpretadas por dos de las mejores voces de la escena del hardcore melódico, seis de las mejores canciones de uno y otro grupo adornadas tan solo a base de guitarra y otros instrumento secundarios como la armónica o el acordeón que harán las delicias de todos los amantes de la música, especialmente los amantes del folk y del country.

Por fin este año, después de otros dos discos con el grupo que suponen sus dos últimos trabajos hasta la fecha, Tony Sly por fin lanza ’12 Song program’ (2010), su debut en solitario. Años atrás, cuando empezó a componer canciones que no encajaban dentro del estilo de NUFAN, fue cuando Tony se dio cuenta de que le apetecía hacer algo más a parte de punkrock, el problema, como podéis imaginar, es que no ha sido hasta este año cuando el artista ha tenido unos meses de descanso después de acabar la gira mundial del ‘The Feel Good Record of the year’ (2008). Durante el proceso de maduración y grabación de su trabajo, Tony ha vuelto a sus origenes, a esos primeros discos que escuchó de mano de su madre cuando empezaba a tener uso de razón, discos de artistas como Bob Dylan, David Bowie o The Beatles, precisamente estos últimos fueron los que le empujaron a aprender a tocar la guitarra. Para la grabación del disco, con Jamie McMann en los Motor Studios de San Francisco, el artista contó con la colaboración de otros músicos cercanos a él como Fat Mike (NOFX), Darius Koski (Swingin Utter), el mismísimo Joey Cape o Karina Deniké (Dance Hall Crashers).

Este mismo año el cantante y guitarrista ha vuelto a trabajar codo con codo con Joey Cape para publicar ‘Chemical upgrade, The Contortionist’ (2010), un 7” con un tema de cada artista.

Actualmente, Sly está de gira con su antiguo compañero de grupo Chris Shiflett, ahora en Foo Fighters, y su amigo Joey Cape, interpretando indistintamente canciones del repertorio de No use for a name y de su último disco, así como de sus trabajos con el cantante de Lagwagon. En Barcelona estamos de suerte, puesto que el domingo 18 de Julio aterrizan en El Ultimo Chiringo de la playa de Ocata.