Nikola Sarcevic

No somos pocos los que nos hemos criado al ritmo de grupos como Millencolin, No use for a name, Lagwagon o The Get up Kids por poner solo unos ejemplos. Hablo de grupos con una dilatada experiencia en el panorama musical, concretamente dentro de la escena del punkrock o el hardcore melódico, con una amplia discografía a lo largo de la cual nos han hecho disfrutar de grandes trabajos, todos ellos fieles a su estilo.

Hace años que me resulta curioso y fascinante ver como muchos de los cantantes de todos estos grupos se aventuran paralelamente a probar suerte con su carrera en solitario. Por seguir el hilo de los ejemplos que he puesto antes, totalmente intencionados como ahora podréis comprobar, hablo de artistas como Nikola Sarcevic, Tony Sly, Joey Cape o Matt Pryor. Todos ellos han probado suerte en solitario después de triunfar en el grupo con el que se han dado a conocer, e incluso en algún proyecto paralelo, pero lo que más me llama la atención es que todos se han decantado por un estilo más folk, country o acústico, mucho más íntimo y personal, como os intentaré mostrar en esta serie de artículos que aquí comienzo.

Nikola Sarcevic es el cantante y bajista de Millencolin. En 2004 lanzó su debut en solitario ‘Lock, sport, krock’ (2004), un disco en el que el artista sueco se adentra en el folk, el blues e incluso la música country para realizar el que hasta la fecha es su trabajo más personal, marcado por el nacimiento de su hijo y con algunas letras especialmente duras dedicadas a la memoria de su hermano desparecido. En el disco colaboran un numeroso elenco de artistas aderezando el trabajo con armónicas, pianos, panderetas y otros instrumentos interesantes.

Su segundo trabajo, ‘Roll roll and flee’ (2006), sigue la linea de su debut. En ambos discos podemos comprobar lo que el artista escandinavo ha crecido y evolucionado, tanto en el apartado vocal como en la creatividad de sus letras. El disco es un poco más rockero que su anterior trabajo, pero sigue en la misma dirección melódica y multi-instrumental, contando también con la ayuda de varios músicos para grabar instrumentos como órganos, acordeones o trompetas.

‘Nikola & Fattiglapparna’ (2010) es su nuevo disco, publicado en agosto de este mismo año a través de Stalemate Music. En él, el cantante vuelve a sus raices, a su idioma materno, grabando todas la canciones integramente en sueco. A pesar del cambio de idioma el nuevo álbum sigue la linea de los dos anteriores con canciones totalmente acústicas en clave de folk pero influenciadas por el rock de Millencolin y sin olvidarse tampoco de los estilos que el cantante abraza en los otros trabajos como el country o el blues.

En mi opinión son tres discos totalmente recomendables, muy diferentes entre si. Tienen la peculiaridad de que pueden gustar por igual a los seguidores más acérrimos de Millencolin o a personas de gustos totalmente diferentes como a los más fans de la música indie. Por mi parte espero que el artista siga trabajando paralelamente en esta faceta suya y crucemos los dedos para poder verle alguna vez en nuestro país presentando su trabajo en solitario.

Web oficial | Nikola Sarcevic