shopping for music

Más de uno recordará aquella campaña de los 40 Principales que decía eso de ‘Sería terrible vivir sin música’, pues parece que los insurgentes islamistas lo han querido llevar al extremo en Somalia.

Siguiendo la órden del Gobierno Islámico de Mogadiscio, las 13 estaciones de radio que emiten en la capital han dejado de reproducir música, noticia que la población ha recibido con consternación debido a la larga tradición musical de este pobre país africano. Lo más triste de todo es que esta es solo la última de una serie de edictos que ya habían prohibido anteriormente sujetadores, tonos de móvil o la visualización de fútbol o películas en el país, todo ello con el pretexto de tratarse de una ofensa al Islam.

Abdulahi Yasin Jama, jefe de programación de Radio Tusmo, comenta que las emisoras no tienen más remedio que acatar la orden a la fuerza, sus vidas correrían peligro de no hacerlo. Desde que la orden llegara, hace aproximadamente 10 días, han tenido que recurrir a otros sonidos como disparos o ruido de automóviles y animales para poder enlazar programas y noticias. Únicamente una emisora, controlada por el Gobierno de transición, se ha atrevido a desafiar la prohibición.

Recordemos que Somalia no ha tenido un gobierno estable o centralizado desde 1991. El gobierno de transición, apoyado por la Unión Africana y financiado por la ONU, controla solo una pequeña parte de la capital, Mogadiscio, sin embargo los militantes islámicos controlan grandes partes del territorio.

Los islamistas, a menudo asesinan a aquellos que osan desafiar sus ordenes, y no tienen repato en amputar algún miembro amparandose en la Sharia o ‘ley musulmana’, el cuerpo de Derecho islámico que supone un estricto código de conducta.

Sin duda una de esas noticias tristes que a nadie le gusta reportar.

Via | Menéame