Stuck in a moment you can't get out of

Foto | Miguel Angel Herrero

Hace ya unos meses, el pasado 29 de Octubre del 2009, U2 transmitió en streaming el concierto que dio en el Rose Bowl de Pasadena, USA. Era el penúltimo concierto de su millonaria gira 360º y al evento asistieron 97.000 espectadores. A priori la cifra puede no resultar demasiado espectacular para un grupo del caché de los irlandeses, nada a lo que no estén acostumbrados Bono y compañía, sin embargo el U2 Global Live WebCast fue retransmitido en nada más y nada menos que 188 países logrando la escalofriante cifra de 10 millones de espectadores.

Además de los comentarios en YouTube, los usuarios tenían la posibilidad de usar sus cuentas de Facebook o Twitter para identificarse y dejar sus impresiones. Los números hablan por si solos: 105.000 comentarios en el perfil de U2 en YouTube, 46.000 interacciones en Facebook y 20.000 interacciones en Twitter, logrando en este último copar el 3% del total de tweets de todo el mundo en menos de una hora y el trending topic más importante del día.

Bono, The Edge, Adam Clayton y Larry Mullen Jr. son sin duda alguna músicos experimentados. Asesorados o no, con casi 35 años de dilatada carrera a sus espaldas han hecho gala de una gran visión de negocio y sentido común. Ajenos a las críticas y artimañas de la Industria del entretenimiento hacia las nuevas tecnologías, el grupo ha sabido aprovechar las ventajas que esta les brinda buscando nuevos modelos de distribución y negocio. Durante el concierto, U2 incluyo enlaces a sus discos en Amazon e iTunes, además de formularios para suscribirse a sus newsletters y un link para recoger donaciones en la lucha contra el SIDA, consiguiendo 37.000 clicks a sus discos en Amazon, 35.000 a iTunes y más de 21.000 clicks hacia la web de donaciones.

Rosario, Victor Manuel, Ramoncín, y demás ‘músicos’ de pacotilla que viven del cuento y dicen estar muriéndose de hambre, tomen ustedes nota.

Via | Menéame y Denken Über