Foto: Laura Thompson

Foto: Laura Thompson

La anécdota salía a la luz esta semana a raíz de unas declaraciones del manager del grupo, Brian Message, al diario Irish Times. Parece ser que Message y dos compañeros suyos de la agencia londinense Courtyard Management de la que él mismo es director, propusieron al grupo la idea de dejarlo y poner punto y final a la carrera de Radiohead. Según sus propias palabras, dos años después de dejar EMI, el grupo distaba bastante de grabar un disco. Habían escrito algunas canciones pero no eran capaces de lograr el sonido que buscaban en estudio. Courtyard pensó entonces que el día había llegado.

“He tenido suerte de trabajar con grandes artistas y grupos como Radiohead solo aparecen una vez por generación. Pero tienes que ser honesto si no funciona. Tienes que sentir pasión por lo que haces. Yo soy un contable pero amo la música y los artistas con los que trabajo.”

Sinceramente creo que es curioso ver como esta persona antepuso la pasión por la música o lo que haces a los intereses meramente comerciales. Afortunadamente Thom y compañía no siguieron su consejo, de hecho ni siquiera cambiaron de representante.

“Nos dimos cuenta de que, usando internet para la distribución del disco, podríamos llegar a 173 países y nos costaría menos de tres céntimos cada copia. Dos de mis socios en Courtyard Management propusieron que el público pagara lo que quiera, y tanto al grupo como a nosotros nos excitó la idea de hacer algo atrevido y chiflado.”

El resto ya lo sabéis, fue entonces cuando nosotros, pobres mortales, pudimos disfrutar de esa obra maestra llamada “In Rainbows”.