Tomo prestada una frase del grupo catalán Astrud, para encabezar este comentario. Y es que esto es precisamente lo que siento cada vez que escucho a Micah P. Hinson, ya que al poner cualquiera de sus discos tengo la impresión que el resto de los grupos que existen son, a su lado, una mierda. Ni acaba de sacar disco, ni está de gira por nuestro país ni tiene previsto sacar un dvd con algún concierto, pero me resultaba imposible esperar a que ocurriera alguno de estos acontecimientos para alabar el trabajo del joven artista de Tennessee.

Podría resumiros su vida brevemente, pero si realmente estáis interesados os recomiendo echar un ojo a su increíble biografía o sino a la web de la discográfica a la que pertence (junto con otros grupos del calibre de Centro-Matic, Clem Snide, Iron and Wine, Okkerville River o The Postal Service), Houston Party Records, acerca de la cual hablaremos largo y tendido en un próximo post.

Sino habéis escuchado nunca a Micah P. Hinson podéis hacerlo viendo este vídeo, aunque os recomiendo que os hagáis con cualquiera de sus trabajos.