Foto: blancagc

Foto: blancagc

Ayer finalizaba en el auditorio del emblemático edificio de Gaudí el ciclo de conciertos De prop 2009, organizado por Caixa Catalunya. Han pasado ya tres semanas desde que nos quedaramos sin entradas para ver a Manel, dos desde que disfrutamos de los geniales Sanpedro, y una semana desde que nos perdieramos a La Brigada, ya que coincidía con el concierto de Levi’s Unbuttoned sobre el que escribió nuestra compañera Izate, pero ayer pudimos disfrutar de El petit de cal Eril, y vaya si disfrutamos!

Poco había escuchado de este grupo de Guissona, a parte de las cinco canciones que tienen colgadas en su myspace, que aunque buenas, hay que reconocer que no hacen nada de justicia a la calidad que tiene este grupo y a su puesta en escena en directo.


Tras su primera canción, una estupenda versión de la canción popular catalana “Ton pare no té nas”, todos pensamos que se iban a ceñir a deleitarnos con su mezcla de pop, indie y folk rural en catalán, pero nada más lejos de la realidad. El cantante Joan Pons, precisamente quién da nombre a este grupo, se fue soltando poco a poco y mostrándonos que detrás de esa dulce voz y tímida mirada se esconde una persona increíblemente espontanea y agradecida que hizo las delicias del público y nos hizo pasar un rato inolvidable.
Con un estilo personal muy acústico y minimalista, el grupo fue enlazando canción tras canción con pequeñas dosis de ocurrencias y buen humor, demostrándonos que además de tener un estilo único y peculiar, son todos unos músicos excelentes. A cada canción, los cinco componentes se iban cambiando de instrumento. Bajo, guitarra, batería, teclado, pandereta, flauta… les daba lo mismo, nos demostraron con creces eso de que el orden de los factores no altera el producto, y cuando nos quisimos dar cuenta el concierto se había acabado tras hora y media de canciones infantiles, odas a la flora y fauna catalanas, una historia de amor entre un cangrejo y un calamar, letras sencillas y un simpático y divertido coro formado por sus respectivos hermanos pequeños, que se atrevió a subir un rato al escenario y se metió al público en el bolsillo. Que puji la canalla!

En definitiva no puedo hacer más que recomendaros a este joven grupo catalán que con muchísima modestia y calidad creo que van a dar muchísimo que hablar a corto plazo.
Están a punto de sacar a la venta su primer disco, bajo el título “El petit de cal eril i les sargantanes al sol”, disco que ya estoy deseando tener en mis manos, pero de momento solo hago cuentas de volver a verles de nuevo. Para los que tengáis suerte y estéis por Barcelona en semana santa podréis verles en Gràcia, en el bar Heliogàbal, en la fiesta Mai a la vida el 11 de Abril. Yo tendré que esperar un poquito más, al 11 de Mayo.

Como aperitivo hasta que nos llegue el disco os dejo una de sus canciones que más me han gustado.

Myspace | El petit de cal Eril